Categorías
cine

punto de partido

(escuchando Prince, indigo nights. este sí, este sí)

detective Banner: entonces mató a la vecina para despistarnos y que lo relacionáramos con un asunto de drogas. y luego asesinó a Nola, de la que que ya sabía el horario y…
inspector Dowd: siento que te equivoques, Banner, pero ayer a medianoche, encontraron muerto a un drogadipto en la misma zona de la casa de Nola.
detective Banner: y que hizo, confesó antes de morir?
inspector Dowd: no hizo falta. llevaba en el bolsillo el anillo de la vecina de Nola, con la inscripción del año de su boda y su nombre.

James Nesbit & Ewen Brenmer, match point.

Categorías
cardiología

efecto

(escuchando Prince, lotusflo3er. se le ha ido la pinza. definitivamente)

cuando encuentras campañas así, te das cuenta de que el genio está en todas partes. incluso en tu trabajo.

subtítulos (aproximadamente).
el mundo es un desastre. pobreza. sida. hambre. guerra. así que, qué hay de nuevo? qué pasaría si hubiera una solución inesperada que pudiera girar el rumbo de este barco a la deriva? la reconocerías si la vieras? no es internet. no es la ciencia. no es el gobierno. no es dinero. es (pausa dramática) una chica. imagina una chica viviendo en la pobreza. no. vamos. imagínala. chica. moscas. bebé. marido. hambre. vih. ahora, haz como si pudieras solucionarlo. chica. ok. ahora tiene una oportunidad. vamos a ponerle un uniforme escolar. y a ver cómo consigue un crédito para comprar una vaca. y cómo usa los beneficios de la leche para ayudar a su familia. rápidamente, su vaca se convierte en un rebaño. y ella se convierte en la dueña de un negocio que lleva agua limpia al pueblo, lo que hace que los hombres respeten su sentido común y la inviten al ayuntamiento, donde convence a todo el mundo que todas las chicas son válidas. pronto, más las chicas tienen una oportunidad. y la aldea prospera. comida. paz. menos vih. bebés sanos. educación. comercio. sanidad. estabilidad. lo que significa que la economía de todo el país aumenta y el mundo entero mejora. entiendes lo que pasa? chica. colegio. vacas. negocio. agua. economía. beneficio social. mundo mejor. se llama el efecto chica. multiplícalo por seiscientos millones de chicas en el mundo desarrollado y habrás cambiado el curso de la historia. el efecto chica. invierte en una chica y ella hará el resto. no es un gran trato. sólo el futuro de la humanidad.

tropiezas con la realidad, corres tras un sueño. Xavier Ribera, a+.

Categorías
cardiología

formateo

(escuchando Ximena Sariaña, mediocre. qué grande, mon amie Moi, qué gran descubrimiento. aunque de mediocre ya te digo yo que nada)

qué fue lo que borró todo esto?, se preguntó como última salida. ya le había pasado otras veces, y nunca había encontrado una respuesta satisfactoria. pero eso no significaba que no pudiera volver a intentarlo. buscaba un recurso que hiciera posible volver a sentir e imaginar la realidad. qué resorte saltó e inició el proceso de aniquilación? qué fue lo que esperó, agazapado en un rincón, buscando el momento justo, como JD en la habitación de Thelma, y luego se plantó en medio de las llamas y usó el extintor? lo hizo con toda la potencia. así, sin anestesia ni traje de amianto. no tuvo compasión por nada. los proyectores, las partituras, los lienzos. los fotogramas, las notas, la tinta. todo quedó reducido a cenizas sin contemplaciones. un montón de escombros que, desde entonces, se han convertido en el blanco impoluto de una mente sin recuerdos, de un cuerpo sin experiencias. un hueco de nada empapelado con el extraño eco que produce una casa justo antes de cerrar la puerta para siempre, ya sin muebles, con los nombres y los retales de las noches y las mañanas lluviosas rebotando y fundiéndose con las paredes, para quedar olvidadas al girar la llave. adiós. qué fue lo que lo borró todo esto? no había respuesta. por mucho que removiera los cajones, no encontraba nada. la erosión había sido tan devastadora que casi no había ni pregunta. así que sólo tenía que dar el siguiente paso. abrió el cajón y sacó una caja de lápices de colores, una goma de borrar por si se equivocaba y un sacapuntas.

Bastian: por qué está todo tan oscuro?
emperatriz: al principio, siempre está todo muy oscuro.

Barret Oliver & Tami Stronach, la historia interminable.

Categorías
cardiología

necesidad

(escuchando varios artistas, ninja tour sampler)

cómo es posible que se metan en mi subconsciente? cómo lo hacen? no las analizo, no las deseo, no las quiero. ni siquiera pienso en ellas en ningún momento. ni cuando tengo su origen frente a mí, ni cuando está tan lejos que ni lo lo recuerdo. pero se meten entre las neuronas. encuentran ese maldito hueco de la corteza cerebral que una vez abrieron las noches demasiado largas y se cuelan por ahí. debería ir a un yesero para que me tape el agujero. y así no entrarán. aunque tampoco encontrarán la salida ahora que están dentro. cómo lo hacen? malditas pesadillas de cuerpos intolerables y código y programación. malditos ruidos de los vecinos discutiendo que te despiertan a medianoche y te obligan a abrir mucho los ojos a horas intempestivas. maldito subconsciente irreverente disperso y gratinado con fórmulas matemáticas dos punto cero. necesito unas vacaciones. pero ya.

dónde estabas, chico psicótico? Brad Pitt, el club de la lucha.

Categorías
cardiología

frío

(escuchando asobi seksu, citrus)

Anthony: espera, espera. has visto lo que ha hecho esa tia?
Peter: qué? tiene frío.
Anthony: ha sentido frío al vernos a nosotros.
Peter: oh, por favor, no empieces.
Anthony: mira a tu alrededor, tio. no verás una parte de la ciudad más blanca, más segura, ni mejor iluminada. sin embargo, esa mujer blanca ve dos tíos negros con pinta de estudiantes caminando por la acera y su reacción es de un miedo ciego. en fin, míranos, tio. vamos vestidos de delincuentes? no. tenemos aspecto amenazante? no. de hecho, si alguien debe tener miedo aquí, somos tú y yo. los dos únicos negros rodeados por un mar de blancos hasta el culo de cafeína, protegidos por la poli de Los Ángeles, los reyes del gatillo. así que dime, por qué no tenemos miedo?
Peter: porque llevamos armas?
Anthony: tal vez tengas razón

Ludacris & Larenz Tate, crash.

Categorías
mundo grúa

visita

(escuchando plaid, bso tekkon kinkreet)

salió del hotel con doce escoltas. se subió al coche blindado y se dirigió a su primer destino. allí lo esperaba una multitud ensordecedora. el chófer dio la vuelta y aparcó en la parte de atrás. entraron por la salida de emergencia y se dirigieron al camerino. en la sala de setenta metros cuadrados había cinco sofás, seis butacas y varias mesas llenas de comida, y una nevera a rebosar de bebidas frías y champán. pidió silencio y todos obedecieron. bajó la cabeza y se concentró. estaba a punto de salir ante cientos de miles de personas que le escucharían con devoción. le pidió a Dios fuerzas para no flaquear. luego, miró los que le acompañaban en aquel de momento, que esperaban a su señal para empezar. salió de la sala y se dirigió al palco. allí había más gente de la que esperaba. aplaudieron con ganas y con la esperanza de que aquella visita del Papa a África les trajera comida y ayuda para continuar respirando. el pontífice comenzó a hablar. nadie dijo que no fuera elocuente. incluso los menos convencidos tuvieron que aceptar que aquel hombre era capaz de convencer a estadios enteros. incluso a aquellos que, desde los pueblos de adobe y cañas, no habían podido levantarse de la cama para acudir a escucharle.

bienvenidos a la raza humana. Kurt Russell, rescate en LA.

Categorías
cine

Kuro & Shiro

(escuchando matti, amumu)

algunos dicen que demasiados cómics reblandecen el cerebro. y no voy a entrar en si están equivocados o no, porque este no es el tema que nos ocupa. además, por suerte, también hay viñetas que te obligan a abrir mucho los ojos y sorprenderte. tekkon kinkreet. impresionante tebeo. descomunal película.

a Blanco, el invierno le pone triste. las noches son largas, los días demasiado cortos. hace frío. y llueve. y la lluvia le hace llorar. ahora Blanco llora. y, aunque Negro no lo está con él, está seguro de que sus ojos están húmedos y de que piensa en la muerte. le conoce lo suficiente como para saber que la meteorología pesa sobre su humor y sobre su condición de huérfano. Blanco es un niño especial, mucho más fuerte y más listo de lo que parece, muchísimo más. Negro contempla el horizonte de edificios destartalados del barrio del Tesoro. desde lo alto del poste que anuncia el nuevo centro comercial sabe que las atracciones y las tiendas y los restaurantes han devorado el alma del barrio, la esencia de un sinfín de personas que conviven con personas. el barrio. su barrio, como le gusta llamarlo. el abuelo le dice que no es una buena costumbre, que el barrio es de la gente que vive en él, que no tiene un solo dueño. pero a Negro le da igual. él duerme con Blanco en la azotea que está sobre el reloj desde hace mucho tiempo, desde que sus padres desaparecieron y ellos se encontraron. y contempla el barrio. un viejo y destartalado coche que nadie sabe como terminó allí les sirve como habitación, armario y despensa. los dos niños saben más de las aceras y los edificios que cualquiera de los que lo controlan. Ratón o los extraterrestres no son nadie comparado con los gatos, uno blanco y uno negro, que se mueven por los tejados sin importarles el hueco que haya bajo sus pies. tienen que sentir el cielo siempre cerca. es la única manera de continuar con vida hasta que puedan cumplir su sueño de construir una casa junto al mar. eso y saber defenderse y atacar. porque Blanco y Negro no son los gatos sólo porque vuelen sobre el barrio. uno no es un gato sólo por sus movimientos, sino también por tener las uñas afiladas. y saber usarlas. pero ahora Blanco llora porque tiene un mal presentimiento. y Negro no lo encuentra. tal vez si cierra los ojos.

aquí el planeta Tierra, agente Blanco. me reciben? cambio. hoy he mantenido la paz en el planeta. cambio. este planeta es un lugar tranquilo y pacífico. cambio y cierro. Michael Arias, tekkon kinkreet.

Categorías
cine

estúpido hijo de puta

(escuchando dinosaur jr, green mind. uno de esos que escuchaste un millón de veces y luego ya no. una gozada sub pop)

barbero Martin: listo. ya vuelves a parecer un ser humano otra vez. no deberías esperar tanto para cortarte el pelo, tacaño hijo de puta.
Walt Kowalski: sí. me sorprende que sigas aquí. esperaba que te hubieras muerto y hubieran puesto a alguien que supiera lo que está haciendo. sin embargo, sigues por aquí igual de toca cojones.
barbero Martin: serán diez pavos, Walt.
Walt Kowalski: diez pavos? Cirsto bendito, Marty. qué eres, medio judío o algo parecido? sigues subiendo los precios cada vez.
barbero Martin: llevan siendo diez pavos desde los últimos cinco años, polaco narizotas hijo de puta.
Walt Kowalski: vale, quédate el cambio.
barbero Martin: te veo en tres semanas, gilipollas.
Walt Kowalski: no si te veo yo antes, trozo de mierda.

John Carroll Lynch & Clint Eastwood, gran torino.

Categorías
cardiología

victoria

(escuchando Anthony and the Johnsons, the creying light)

al darse cuenta de lo mucho que se había equivocado, lloró cuatro días y cuatro noches seguidas. su vida, desde el momento en que él le dijo me marcho, no quiero seguir con esto, se había convertido en una misión, en un proyectil dirigido al único objetivo de destruirle. a él y a su entorno. a sangrarle económica y emocionalmente, a borrar de su cara esa maldita sonrisa de hombre feliz que una vez la había seducido, a hundir su vida profesional y personal, a aislarlo de su familia y de sus amigos y, sobre todo, de su nueva pareja. su vida entró en la calle de la maldad en estado puro, el mal aislado, sin contemplaciones ni concesiones. ni siquiera al hijo en común. el niño era el arma, la bala con la que agujerearía el corazón de su padre y le obligaría a saltarse la tapa de los sesos. su hijo. cuántas mentiras había vertido utilizando su nombre y su salud mental y física. no se acordaba. pero tampoco importaba demasiado. lo había logrado. había conseguido su objetivo. lo había ganado todo. y la emoción había sido incomparable. la venganza de la abandonada. la gran explosión que arrasa con todo. el grito salvaje y desesperado que barre emociones, vida, edificios. y no había quedado nada. sólo silencio y vacío. luego, ahora, se dio cuenta de que estaba equivocada. ahora se daba cuenta de que la soledad no es algo con lo que se pueda jugar, porque una vez la invitas a tu cama, no te abandona jamás. y se había acomodado en la suya. la destreza con la que había trazado cada paso de su plan no servían contra ese nuevo enemigo. porque éste se lo había fabricado ella misma. nada es tan complicado como desandar lo andado. algunos incluso dirán que es casi imposible. cayó sobre la cama y lloró mares de lágrimas que no sirvieron para nada. sólo para darse cuenta de que no había ganado la partida. ni siquiera un asalto. de hecho, lo había perdido todo.

qué soledad, la del príncipe sin reino, la del hombre sin calor. Marisa Paredes, el espinazo del diablo.

Categorías
cardiología

espejo

(escuchando vaya con Dios, time flies)

se miró al espejo. la imagen que le devolvió el cristal era una imagen apagada. el brillo que desprendía en otros tiempos había quedado en un tenue parpadeo de nula intensidad. la chispa se había convertido en humo. esto es definitivo, pensó. no estaba triste, ni contento. no sentía el vacío de otras ocasiones, ni se hundía a cada paso que daba. no era eso. simplemente, era un nuevo estado de alma que le afectaba al cuerpo. o un nuevo estado de cuerpo que le afectaba el alma, el humor y alguna cosa más. las ojeras se habían convertido en dos líneas indelebles bajo los ojos, los dedos se habían acartonado y el nombre de las cosas había dejado de tener importancia. incluso el suyo, tan confundido entre las diversas connotaciones que el resto tenía de él, había dejado de subrayarse cada vez que lo pronunciaba. puede que sólo fuera una sensación, pero era su sensación y, por mucho que su círculo más íntimo tuviera rotuladores para remarcarlo, el trazo sólo servía para continuar pensando que, si indagaba en todos los cajones de su casa, podría encontrar lo que andaba buscando. pero no lo hacía. ni siquiera sabía lo que andaba buscando. tal vez un lápiz, o una pluma. incluso puede que una cerilla. o una piedra de mechero. para encender de nuevo la chispa. qué lástima, se recreó. qué lástima.

tutor: qué sientes cuando bailas?
Billy: no sé. me siento muy bien. al principio estoy agarrotado, pero cuando empiezo a moverme lo olvido todo y es como si desapareciera. como si desapareciera. y todo mi cuerpo cambiara. como si tuviera fuego dentro. estoy ahí. volando como un pájaro. siento como electricidad. sí, como electricidad.

Imogen Claire & Jamie Bell, Billy Elliot.